assaf

El control de la agalaxia contagiosa y el papel del semental ovino en su transmisión


Aunque es una enfermedad más estudiada en el caso del ganado caprino, lo cierto es que sus importantes repercusiones económicas en ovino hacen que también tenga un papel importante.

El 05-12-2016Volver

La agalaxia contagiosa fue uno de los temas principales que se desarrollaron en el curso de formación celebrado por los ganaderos de la raza Assaf en la localidad zamorana de Coreses. Christian de la Fe, profesor del Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia, y Ángel Gómez Martín, profesor del Departamento de Producción y Sanidad Animal de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, presentaron algunos datos sobre la situación epidemiológica, las estrategias de control más efectivas y el papel de los sementales ovinos en su transmisión, bajo la premisa de la importancia de esta enfermedad por sus consecuencias productivas y económicas en una explotación lechera.
Aunque es una enfermedad más estudiada en el caso del ganado caprino, lo cierto es que sus importantes repercusiones económicas en ovino hacen que también tenga un papel importante.
Situación epidemiológica
Christian de la Fe comenzó la intervención señalando que únicamente una especie de ‘mycoplasma’, el ‘agalactiae’, participa en la agalaxia contagiosa en ovino, al contrario de caprino en el que hay más especies, lo que puede dificultar su control. La enfermedad puede presentarse mediante brotes (artritis, mamitis, conjuntivitis…) y rebaños crónicos, que es la presentación más habitual de la enfermedad y que tiene como efecto una reducción en la producción de leche. Los animales son portadores asintomáticos y pueden eliminar ‘mycoplasma’, contagiando al resto del rebaño.
Según un proyecto de investigación, se descubrió que la cepa ST5 es la más predominante en ovino, por lo que se pueden orientar las vacunas y los antibióticos de una forma más precisa.
El profesor de la Universidad de Murcia recalcó que los brotes clínicos se suelen desarrollar coincidiendo con un movimiento de animales, por lo que hay que prestar atención a ese aspecto.
Estrategias de control
Antes de afrontar las estrategias de control, los ponentes recordaron varias premisas sobre la agalaxia contagiosa: asumir que algunos infectados no presentan síntomas, que los sementales juegan un papel igual de importante que las hembras, que el diagnóstico y control es complicado, y que las vacunas y los antibióticos no pueden ser la base de un control permanente. “La vacunación no evita la infección, aunque sí reduce la sintomatología. Ocurre lo mismo con los antibióticos, en el que además se han desarrollado resistencias, como es el caso de la tilosina”, explica de la Fe.
En un plan de control, lo primordial es conocer el estatus sanitario del rebaño. En Francia se han puesto en marcha iniciativas para proteger los rebaños negativos y aislar los positivos, con análisis de leche de tanque y test Elisa, por lo que no se aplica la vacunación para evitar interferencias.
Otra segunda experiencia de control se dio en un proyecto entre la asociación de Cabra Malagueña y la Universidad de Murcia. Se implementaron análisis de leche de tanque y de las mamitis clínicas de forma sistemática, se realizaron diagnósticos de sementales portadores, se asesoró a explotaciones… Este proyecto tuvo múltiples implicaciones comerciales, ya que ha permitido valorizar la venta de recría a los ganaderos con rebaños negativos.
De la Fe terminó este parte con una serie de recomendaciones: “El animal infectado se debe eliminar inmediatamente de la explotación”, aseguró. También recomendó no meter animales de fuera, hacer lactancia artificial y realizar el tratamiento del calostro. Es muy importante el movimiento de animales. “Ante el brote clínico, no vacunar inmediatamente”, afirmó.
Sementales
Ángel Gómez Martín fue el encargado de presentar esta parte sobre el papel de los sementales en la agalaxia contagiosa en ovino. El profesor destacó en primer lugar que son los “grandes olvidados” de la sanidad en un rebaño, a pesar de que están en contacto con todos los animales de una explotación, lo que les confiere una gran importancia epidemiológica. Además, las consecuencias en la reproducción de la agalaxia contagiosa están infravaloradas.
Por estos motivos, es fundamental conocer si los sementales están infectados en una granja ovina, ya que son portadores asintomáticos que pueden transmitir la enfermedad a las hembras reproductoras. Aunque en caprino, la muestra auricular se ha mostrado como una herramienta de gran eficacia, Gómez Martín apuesta en el caso del ovino por una muestra, junto con una prueba de semen, para detectar esos portadores asintomáticos.

El ponente apostó por implementar programas de vigilancia en los centros de sementales. También aconsejó incluir a los sementales en los programas sanitarios del rebaño, reducir la introducción de corderos en la explotación y realizar la muestra del hisopo nasal a todos los que entren en la granja. Por último, recordó la importancia de realizar cuarentenas con los animales que puedan estar afectados y destacó las ventajas de la inseminación artificial como garantía genética y sanitaria para un rebaño.

Fuente: OVIESPAÑA

Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de la Raza Assaf
Granja Florencia, 49800, Toro (Zamora)
gerencia@assafe.es - 980525968 - www.razaovinaassaf.es